El frío sol del invierno.

No es fácil, no es fácil decir adiós ni ver el banco vacío. No es fácil pensar en pasado, dejar correr el agua, cambiar de abrigo cuando el anterior aún abrigaba y tenía un tacto ya suave del uso, y se había acomodado a los hombros y estaba bien vivido. Al sol del invierno tampoco se calienta lo suficiente la piel, y probablemente cuando llegue la primavera aún seguirá el aire frío esperando detrás de las esquinas, porque decir adiós no es fácil, ni cómodo, ni produce alivio cuando hay que hacerlo. Pero, si no lo haces, sabes que en vez de aire frío, tras la siguiente esquina te esperan los puñales de hielo del desencanto, del abandono, de la mentira que quiere ser piadosa y  sólo es una sombra de la verdad que fue, una sonrisa de piedad y conmiseración amarga, un cariño caritativo y pestilente. Por tanto y aunque no sea fácil, ni cómodo, ni produzca otra cosa que cicatrices que se convierten en arrugas, el banco ha de quedarse vacío para que otros lo ocupen y tomen el gélido sol del invierno; quizás tengan más suerte, y el hielo no les aguarde doblando una esquina.


Imagen: Nuria, de CatSerra.Cat

11 comentarios:

Justo dijo...

No sabes cómo te entiendo, o entiendo eso que cuentas. Bueno, sí te lo imaginas. Al fin y al cabo somos quintos, como decíamos el otro día, ¿no? La estación de los amores... ¿qué es lo que nos decide a cambiar o no de abrigo? Quizá a veces no se cambia por miedo a no encontrar otro que se ajuste y quedarnos helados a la intemperie, ¿no? Pero un banco vacío, aun en pleno invierno, es siempre una promesa.

Por cierto, esa imagen era antes tu avatar, ¿no?

Un beso muy grande

tecla dijo...

Me duelen tanto las despedidas, que nunca me despido.
Hago como que no me entero de que me voy. Digo cualquier cosa sin importancia y me alejo, me alejo, me alejo.....como si nada hubiera pasado.

Uno dijo...

No es solo que tengas mucha razón sino que lo cuentas maravillosamente.
Pero lo mismo que no te esperas el hielo al doblar la esquina, te sorprenden las rebajas con un abrigo nuevo igual de calentito.

Un abrazo

senses and nonsenses dijo...

a mí me gusta mucho el frío sol del invierno. me parece como una tregua entre tanto frío, lluvia y viento (ay, el Norte). me gusta buscarlo con la cara, desde probablemente un banco, hasta que siento cómo sus aún débiles rayos me van calentando la cara.
todo pasa... y de nuevo, antes de que te des cuenta, regresará la primavera.

Un abrazo fuerte
y un beso tierno

El Deme dijo...

Querida Pon: El universo de la protección en el invierno es delicioso. Abrigos, jerseys, bufandas, gorros, capuchas, guantes, pañuelos, fulares, gabardinas, calcetines, botas. El sol del invierno es traicionero, pero siempre hay una hermosa cremallera que se adapta a la situación. Un besazo.

Anónimo dijo...

[url=http://www.23planet.com]casinos online[/url], also known as accepted casinos or Internet casinos, are online versions of trifle ("buddy and mortar") casinos. Online casinos franchise gamblers to assess as mission in and wager on casino games with the substitute for the Internet.
Online casinos normally prescribe up owing at odds and payback percentages that are comparable to land-based casinos. Some online casinos contend higher payback percentages in the gulp down of jittery gismo games, and some piece the low-down respecting payout division audits on their websites. Assuming that the online casino is using an fittingly programmed random teeming generator, note games like blackjack coveted an established congress edge. The payout fragment pursuit of these games are established at closer the rules of the game.
Differing online casinos contract in come up short or stand their software from companies like Microgaming, Realtime Gaming, Playtech, Worldwide Artfulness Technology and CryptoLogic Inc.

Steppenwolf dijo...

Los adioses son necesarios para que vengan nuevos holas. Menos necesarias quizás sean las cicatrices, pero son señales que nos indican que a pesar de todo estamos vivos.
Un abrazo.


Javier Arnott Álvarez dijo...

La gran contradicción de la vida, a medida que vamos haciendo camino también vamos diciendo adiós.

ñOCO Le bOLO dijo...


· Es inevitable la sensación de pérdida cuando se deja algo, aunque no sea definitivamente.
· Precioso lugar, Nuria, especialmente, esos Pirineos a sus espaldas. Desde arriba, Nuria es espectacular, mirando hacia el fondo.

· un beso

· CR · & · LMA ·


Anónimo dijo...

Vous avez fait quelques bons points là-bas. J'ai fait une recherche sur le sujet et a trouvé la plupart des gens seront d'accord avec nadamasquepon.blogspot.ru

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Bueno, la llegada de la primavera es algo reconfortante, nos inquieta, y nos prepara para enfentarnos al sol que sí calienta, que empieza a animarnos, a disfrutar del clima, y a volver a dejar colgado el abrigo.
¡Besotes!